Todo sobre la piedra Gua Sha

,
Gua Sha

La Gua Sha se ha convertido en los últimos tiempos en un must del ritual de belleza. Pero no se trata de un descubrimiento actual. Debemos agradecer sus virtudes a la medicina tradicional china. ¿La conoces? A continuación vamos a tratar de explicarte todos los pormenores de este elemento que ha creado tendencia: su funcionamiento, los beneficios que te aporta y cómo elegirla.

¿Qué es la piedra Gua Sha?

Es una roca tallada, plana, suave y de tamaño mediano. Tradicionalmente se utilizaba para diferentes afecciones del cuerpo. Sin embargo, en Occidente se la conoce especialmente por su valor para el tratamiento del cuidado de la piel.  

Puedes encontrar imitaciones de plástico, aunque lo normal es que estén hechas de jade o cuarzo rosa y en diferentes formas. La más común es en forma de corazón, incluso de pez o de pie de pato, dependiendo de la parte del cuerpo en la que se vaya a utilizar.

A nivel facial tiene un estupendo efecto antiedad y son precisamente sus virtudes para el rostro, las que la han convertido en el tratamiento estrella de los últimos meses.

¿Cómo funciona la piedra Gua Sha?

En el cuerpo, el sistema linfático trabaja más despacio que el sistema circulatorio, por eso la linfa tiene un flujo más lento en comparación con la sangre. En ese recorrido es fácil que se acumulen residuos y toxinas, lo que hace a su vez que se origine un envejecimiento de la piel.

Lo que consigues con el masaje con la piedra Gua Sha es que esa acumulación de residuos no suceda. Logras un efecto drenante, a la vez que se estimulan los vasos sanguíneos que hay entre la piel y los músculos de la cara. Con eso mejora la vitalidad de la piel y consigues ese soñado efecto lifting, rejuvenecimiento en la piel.

Lo ideal es utilizarla con la piel ya limpia e hidratada. Así resbalará lo justo para no ser agresiva con la delicada piel del rostro. Es importante controlar la cantidad de hidratación, ya que demasiada hará que patine y no se consiga el efecto adecuado. Por el contrario, con poca esta mostrará más resistencia y la experiencia no será tan placentera.

Recuerda que siempre debes utilizarla sobre piel sana y sin lesiones.

¿Qué es mejor el rodillo o la Gua Sha?

En general, se puede decir que la Gua Sha es mejor que el rodillo, ya que su efecto resulta más completo. El rodillo facial se utiliza de manera diferente y con distinta finalidad que la piedra. Además, no requiere de la misma precisión ni del mismo tiempo de aplicación. Básicamente sirve para activar la circulación y ayudar en la penetración del producto aplicado. Es adecuado si tienes prisa y la piel un poco irritada o enrojecida, ya que ayuda a calmar y desinflamar la piel.

La piedra tiene una forma de uso más compleja, demanda más tiempo. Sin embargo, tiene efectos más completos: mejora el drenaje linfático, tonifica los músculos y produce un efecto lifting, disminuyendo las arrugas y la flaccidez.

¿Cómo combinar el rodillo y la piedra?

La combinación de ambos utensilios para tu rutina de belleza diaria es la opción perfecta. Una vez tengas la piel limpia e hidratada, empieza con el rodillo. Utilízalo en movimientos ascendentes, siempre de abajo hacia arriba y de la zona interior del rostro hacia los extremos. Aunque se trata de un masaje y no tiene que doler, sí que es necesario aplicar cierta presión. Irás en orden ascendente, comenzando con el cuello para seguir con la barbilla. Después los pómulos, continúa con el contorno de ojos y por último la frente.

A continuación pasa a la Gua Sha. En este caso hay que ser más precisos. La piedra utiliza puntos de acupuntura y sigue el camino de nuestra linfa, por lo que es importante hacerlo correctamente. Los movimientos deben ser de arriba hacia abajo y de fuera hacia dentro, estirando la piel y ejerciendo la presión, sobre todo, al final del movimiento.

Comienza con el cuello para seguir con el contorno del rostro. Luego sube hacia los pómulos, el contorno de ojos, la frente y por último los labios.

Beneficios de la piedra Gua Sha

La piedra Gua Sha no es algo nuevo y se remonta unos 2000 años en el tiempo. Esta técnica ancestral utiliza técnicas de acupuntura y aprovecha esos puntos para hacer que el masaje resulte muy beneficioso.

Lo primero que puedes notar es la sensación agradable, tonificando los músculos y generando un efecto relajante. Incluso hay quien recomienda su uso por la noche, antes de ir a dormir, ya que el masaje no solo relaja los tejidos, sino que elimina tensiones, ayudando a crear un estado ideal para el sueño.

Una vez dicho esto, ya se pueden añadir todos los beneficios específicos de este complemento estético. Al masajear el camino que recorre la linfa, elimina los residuos que puedan quedar, evitando el envejecimiento de la piel. A su vez, la presión y el masaje ayudan a activar la circulación, mejorando el aspecto externo de tu piel y suavizando las arrugas de expresión y retrasando su aparición.

Todo esto aporta un efecto reafirmante y de acción tensora que mejora nuestro aspecto y el bienestar de la piel. Dicho en otras palabras, un gran efecto antiedad.

No debes olvidar que la medicina china no se centraba únicamente en la belleza. Aunque actualmente casi exclusivamente la utilizamos como herramienta para cuidar el rostro, también es adecuada para cuidar otras partes del cuerpo. Su efecto relajante y antiinflamatorio contribuye a la mejoría ante migrañas, dolores de cuello o dolores de espalda.

¿Cómo elegir tu piedra?

En función del uso que vayas a darle existen diferentes formas. La más común es la que tiene forma de corazón y es la más adecuada para su utilización en nuestro rostro.

En función de su forma:

  • Corazón. La más habitual y perfecta para toda la rutina, especialmente cejas, pómulos y barbilla.
  • En forma de S. Ideal para masajear cuello, hombros y espalda, así como las extremidades superiores e inferiores. Una estupenda elección para utilizarla más allá de nuestro ritual facial de belleza. La zona más ancha se usa para partes del cuerpo más densas, como los glúteos o los muslos. La parte más fina se usa para zonas más sensibles, como el cuello.
  • Pie de pato. También llamada de tres puntas, este tipo se utiliza especialmente para la barbilla, la mandíbula y la frente.
  • Cuadrada. Recomendada para zonas de hueso, como los pómulos, la mandíbula o las cejas.
  • Hongo. Perfecta para el contorno de ojos y la frente.

En función de su material:

Existen Gua Sha hechas de diferentes piedras, y por tanto, de variados colores. Puedes encontrarlas de obsidiana, aventurina o de amatista entre otras. Por tanto, atendiendo a nuestras preferencias por sus virtudes, podemos escoger la que mejor se adapte a lo que buscamos.

Las más comunes son las de jade y las de cuarzo rosa. El uso la piedra de jade aporta propiedades calmantes, mientras que el cuarzo ayuda a reducir la hinchazón y mejora la circulación.

En cualquier caso, todas ellas nos van a aportar los beneficios que la técnica nos ofrece.

¿Cómo saber si un Gua Sha es original?

Cuando algo es bueno y se pone de moda, siempre surgen imitadores. Ya sabes que también puedes encontrar piedras Gua Sha y rodillos de plástico. Aunque no son los adecuados, no está mal si al menos te informan de que es de ese material y eres tú quien decide si comprarlos o no. El problema viene cuando intentan copiar al original y engañarnos, vendiéndola como natural.

Lo primero que debes tener en cuenta es que, si es natural, siempre estará fría. Nunca va a estar a temperatura ambiente, ya que su estado normal es fresco. Por lo tanto, el tacto te va a dar una pista sobre su origen y podrás detectar su autenticidad con un sencillo gesto.

Lo segundo en lo que debes fijarte es en la imperfección. Lo natural, aunque esté pulido, nunca es perfecto. Encontrarás vetas o color en diferentes tonos.

Si miras al trasluz, la piedra natural suele tener hebras. Si tiene burbujas es que ha sido creada, así que evítala. Y normalmente si tiene un color muy vivo, desconfía. Tu elección debe ser siempre un color más bien apagado para acertar siempre.

Por último, te será de gran utilidad si dispones de una luz ultravioleta. En caso de que esta emita un color intenso, ten claro que estarás ante una imitación. Si por el contrario, no hay casi fluorescencia, será auténtica.

En resumen, el uso de la piedra Gua Sha se ha extendido mucho en los últimos meses. Prueba de ello son la multitud de revistas especializadas y el gran revuelo que están generando en las redes sociales. Un hecho que no es de extrañar. Un objeto pequeño, económico y que aporta tal cantidad de beneficios en nuestra rutina de belleza no puede pasar inadvertido. Sin lugar a dudas, un aliado que no puede faltar en tu neceser. ¿A qué esperas para incorporarlo?

Reme Navarro Escrivá

Farmacéutica y Nutricionista. Licenciada en Farmacia en la Universidad de Valencia en el año 2007, Licenciada en Nutrición en la misma universidad en el 2009. Dedicada al mundo de la salud y la farmacia desde hace mas de 15 años. Entre reunión y reunión en Mifarma escribo éste blog de los temas que considero interesantes para la salud y el cuidado personal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.