¿Cuándo es el mejor momento para cortarse el pelo?

,
cortarse el pelo

Siempre se ha dicho que la luna tiene una gran influencia en todos los seres vivos. Esa afirmación se mueve entre la fantasía y la realidad, y aunque hasta la fecha no se ha podido demostrar científicamente, la tradición afirma que los ciclos lunares influyen hasta en nuestro pelo. ¡Descubre el mejor momento para cortarse el pelo!

La luna es más que un simple satélite. Además de todo el misterio y el romanticismo que la envuelve, está demostrado que su fuerza gravitacional afecta directamente a las mareas. Si esto es posible, y teniendo en cuenta que un alto porcentaje del cuerpo humano es agua, es lícito creer que también influya en el ser humano. En 2017, el Premio Nobel de Medicina fue a parar a los doctores Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young que demostraron cómo los seres vivos adaptan su ritmo biológico a la rotación de la Tierra. Si la Tierra está íntimamente influenciada por este astro, cabe esperar que también afecte a nuestros cuerpos.

Cortarse el pelo según las fases lunares

La tradición agrícola siempre ha establecido sus fechas de plantación y recogida de cosechas basándose en los calendarios lunares. Se limitaban a usar un método sencillo, pero efectivo: observación y experiencia, descubriendo que afectaba a los cultivos. Si esto es así, cabe esperar que también afecte a algo vivo que está en continuo crecimiento como es tu cabello.

Entonces, y teniendo en cuenta este calendario, a continuación te explicamos que es lo más adecuado que puedes hacer con tu cuero cabelludo en función de la fase en la que la luna se encuentre en ese momento.

Fase de luna nueva

Es la que no vemos. En este momento, la luna se encuentra entre el sol y la tierra y pasa desapercibida. Tradicionalmente, y en lo que al pelo se refiere, a la luna nueva se la conoce como luna dañina. Por lo tanto, evita cortar tu melena en este periodo de tiempo. Durante esta fase concreta, la debilidad de las fibras capilares aumenta, por lo que será más propenso a la caída.

Sin embargo, aunque sea el peor momento para cortarse el pelo, es el mejor para realizar tratamientos de cuidado capilar. Tu cabello lo agradecerá más que nunca.

Fase de cuarto creciente

Estos son los días que van desde que la luna empieza a aparecer hasta que se convierte en luna llena. En el hemisferio norte, este astro crece hacia la izquierda, y hasta que se completa, su forma tiene el aspecto de la letra D. En el sur, en cambio, la orientación es exactamente la inversa. Una regla mnemotécnica muy utilizada para acertar siempre la orientación es:

  • Si la ves como una ) (letra D) = decreciente, es decir cuarto menguante.
  • Y si es una ( (letra C) = creciente, es decir cuarto creciente.

Hecha esta aclaración, nos centraremos en el último caso en este apartado. Al contrario que la fase anterior, esta es estupenda para cortarse el pelo, y más concretamente, si tu deseo es que te crezca fuerte y rápido. Un momento idóneo para deshacerte de las puntas abiertas o que todavía mantienen parte del color de aquel tinte que te diste hace tiempo.

Curiosamente, el momento del día en que lo hagas también es importante. Se recomienda hacerlo por la tarde, porque es cuando la atracción lunar es mayor.

Por lo tanto, si lo que quieres es sanear tu cabello y recuperar tu melena lo antes posible, la fase creciente es tu momento.

Fase de cuarto menguante

Este periodo de calma y equilibrio es ideal para cortar nuestro cabello si lo que queremos es mantener su longitud corta durante el mayor tiempo posible. Un buen momento también para aprovechar y hacer cambios de color. Esto se debe a que, en esta fase de cuarto menguante, el cuero cabelludo crece más lento y con más volumen.

La mejor hora para realizar el corte en esta fase es por la mañana.

Fase de luna llena

Este momento concreto es muy fácil de identificar. La reconocerás cuando está completa en el cielo nocturno. Al igual que la fase creciente, este momento es muy indicado para cortarse la melena. Sin embargo, los motivos son diferentes.

En este periodo, el vello capilar de tu cabeza no crece tan rápido como en la fase creciente, pero lo va a hacer más abundante y brillante. Si lo tienes castigado por el uso excesivo de productos agresivos, aprovecha este tiempo para sanearlo o hacer ese cambio radical de look que estás pensando y nunca te atreves.

Nuevamente, la hora juega un papel importante en esta ocasión. Lo más recomendable es realizarlo por la mañana, tanto el mismo día como el día anterior. Ten cuenta que este estado dura apenas un par de días, por lo que tendrás que planificarte bien y aprovecharte al máximo de ella.

Remedios para que crezca rápido el pelo

Ahora que ya sabes cuando es el momento ideal para tratar tu pelo según te convenga más. Sin embargo, aparte de elegir el momento más adecuado para cortarlo, puedes poner en práctica ciertos hábitos para que crezca todavía más rápido. 

Como dato interesante, tu cuero cabelludo aumenta su longitud en una media de 0,4 mm al día, es decir, unos 2,8 cm al mes. Un ritmo aproximado que puede verse afectado por diferentes factores como la alimentación, la genética, los cambios hormonales o el stress, entre otros

Lo que tienes que tener claro es que las fórmulas mágicas no existen, ni los milagros. No obstante, hay trucos para cuidar tu cabello que puedes aplicar para favorecer ese crecimiento. ¿Te gustaría conocerlos? Toma buena nota:

  • Corta las puntas periódicamente. El vello capilar dañado o que no está sano crece más lento. Por eso, para mantener un ritmo de crecimiento adecuado es necesario que se encuentre saludable. Cortando las puntas cada poco tiempo lo mantienes sano y crecerá más fuerte y más rápido.
  • No te olvides de la hidratación. Si hidratar tu piel es importante, también ocurre lo mismo con tu melena. Si la tienes hidratada va a estar más vigoroso, y por tanto, va a crecer con más energía. En este caso, una mascarilla adecuada una vez a la semana sería lo ideal para mantenerlo en este estado. Puedes recurrir a productos ya elaborados o animarte a realizar la tuya propia con ingredientes naturales que puedas tener en casa, como el aceite de coco y oliva, el aguacate y los huevos.
  • Aclara bien siempre. Es importante enjuagar bien el pelo cuando te lo lavas para deshacerte de todos los restos de champú y de acondicionador. Si dejas restos de ellos, lo que estarás haciendo es impedir que tus poros capilares respiren adecuadamente y no aprovecha del todo su fuerza de crecimiento.
  • Ojo con el acondicionador. Puede parecer un acto menor, pero como aplicas el acondicionador después del lavado tiene relevancia. Nunca te apliques el acondicionador en la raíz del cabello, ya que afecta negativamente a su circulación sanguínea.
  • Un buen cepillado. Además de eliminar residuos, cepillar tu melena estimula la circulación de la sangre de la zona, afectando directamente a su crecimiento.
  • Dale un respiro. En ocasiones, tu cuero cabelludo necesita un periodo de descanso. Es conveniente que te olvides de tintes, planchas o rizadores durante un tiempo, ya que lo hacen débil y quebradizo. De esta manera, este cobrará más fuerza.
  • Dieta equilibrada y suplementos para el crecimiento. La dieta siempre es fundamental en todo lo que afecta a tu organismo, y en este caso no podía ser menos. Para hacer que tu pelo crezca rápido, fuerte y sano, incluye en tu menú alimentos como hortalizas verdes, cítricos, legumbres, pescado azul y fuentes de vitamina E como cereales integrales, aguacate o almendras. Un suplemento para el crecimiento del cabello como el Activador crecimiento cabello Rhatma también es una buena opción. Y no te olvides de beber agua.
  • Alarga el tiempo entre lavados. No es bueno lavarlo más de lo necesario, ya que de hacerlo, lo único que estarás haciendo es debilitar sus raíces. Intenta no recrearte cuando lo hagas y verás como aumentará la rapidez con la que gana longitud.
  • Sí a los pañuelos, no a los gorros. Los pañuelos son un accesorio cómodo a la par de práctico y te dan un toque diferente sin dañar tu densidad capilar. La soltura y la oxigenación que te ofrece no pueden dártelo otros complementos. Los gorros, por ejemplo, dificultan la respiración del cuero cabelludo, lo mantienen más presionado y lo hacen más susceptible a tirones, provocando todo ello un retraso en su crecimiento.

Tu cabello, como parte que es de tu organismo, reacciona a como lo tratas. Sigue estos consejos y el crecimiento de tu pelo lo tendrás asegurado. Y no solo eso, también estará más sano, bonito y cuidado. ¡Mímalo y él te lo agradecerá en todo su esplendor! En Mifarma by Atida siempre nos encanta poder ayudarte. Si te ha gustado este artículo, no dudes en visitar nuestro blog periódicamente. Encontrarás artículos relacionados que seguro te van a interesar. ¡Te mantendremos siempre informado!

Reme Navarro Escrivá

Farmacéutica y Nutricionista. Licenciada en Farmacia en la Universidad de Valencia en el año 2007, Licenciada en Nutrición en la misma universidad en el 2009. Dedicada al mundo de la salud y la farmacia desde hace mas de 15 años. Entre reunión y reunión en Mifarma escribo éste blog de los temas que considero interesantes para la salud y el cuidado personal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.