5 errores que no debes cometer para adelgazar y la solución

, ,
Errores adelgazar

La llegada de la primavera es perfecta para marcarse nuevas metas. Una de ellas suele ser la pérdida de peso. Pero, ¿conoces los 5 errores que solemos cometer al intentar adelgazar? ¡Te los contamos!

Aproximadamente el 65 % de la población española quiere adelgazar, y es algo que sucede de manera más habitual entre las mujeres. De hecho, un estudio de la Universidad Complutense de Madrid así lo concluye. Además, esta intención es más frecuente en quienes presentan un peso normal o por debajo de lo recomendable frente a quienes padecen sobrepeso u obesidad.

Muchas personas quieren perder peso a toda costa, y no prestan atención a su salud ni a los nutrientes que necesita su organismo a diario. Esto es un error y algo que hay que evitar, ya que para adelgazar bien debes hacerlo de forma segura y saludable. ¿Quieres saber qué 5 errores debes evitar para poder adelgazar en la operación bikini?

Errores adelgazar

Errores más comunes que debes evitar si quieres adelgazar de manera saludable

En primer lugar y como consejo general, desde Mifarma by Atida Plus te recomendamos que no tengas prisa. Adelgazar no es un sprint, es una carrera de fondo. Por ello, debes tener un plan y ser muy constante.

Las prisas no son buenas consejeras. Estas son las que pueden llevarte a recurrir a algunos trucos de amigos o conocidos que no tienen por qué ser útiles para ti. Como consecuencia, pueden hacer que no adelgaces como te gustaría o, incluso, que cojas peso.

Veamos, ahora ya sí, los errores que debes evitar si quieres perder peso.

1. No comer lo suficiente

Una dieta hipocalórica no es la solución para bajar de peso. El organismo se adapta con facilidad a cualquier nuevo hábito que incluyas. Por tanto, si restringes las calorías que ingieres y después, de repente, las aumentas, recuperarás el peso con rapidez. Esto es lo que se conoce como efecto rebote.

Como consecuencia, necesitas establecer un equilibrio adecuado entre las calorías que gastas y las que ingieres. Si, por ejemplo, comes alrededor de 1200 calorías y quemas 2000, tu cuerpo reducirá su metabolismo para compensar esa falta de energía.

El hecho de que busques adelgazar no significa que no puedas comer. Debes comer, pero de forma saludable. Este es el mejor truco. Nosotros te recomendamos que consumas grasas y carbohidratos saludables y, también, proteínas magras. Una dieta con estas características incorpora alimentos muy nutritivos que te saciarán y te ayudarán a cumplir con tus objetivos.

2. Practicar ejercicio sin control

Realizar ejercicio físico de forma habitual es bueno para cuidar tu salud y, también, para bajar de peso. Con la llegada de la primavera, los parques y gimnasios se llenan de personas que tratan de ponerse a punto para la temporada de verano. 

No obstante, practicar ejercicio sin control o de manera incorrecta puede ser contraproducente. Por ejemplo, una persona que no practica deporte con asiduidad o que no lo ha hecho nunca puede lesionarse si lleva su cuerpo al límite. No tienes que correr para ponerte en forma, sino ponerte en forma para correr.

Por otro lado, muchas personas se enfocan solo en los ejercicios cardiovasculares, lo que es un gran error. El cardio te ayudará a perder grasa y masa muscular, por lo que el resultado será un cuerpo poco tonificado.

Asimismo, si combinas el entrenamiento aeróbico con una ingesta hipocalórica, tu tejido muscular se reducirá y también lo hará tu metabolismo basal. Como consecuencia, tu sistema de quema de calorías se ralentizará. 

¿Cuál es nuestra recomendación en este sentido? Que combines el trabajo de fuerza y el aeróbico. Así favorecerás la creación de músculo, el aumento del metabolismo y conseguirás que el cuerpo consuma más calorías.

3. Dietas restrictivas

Seguro que te suenan la dieta de la alcachofa, la del sirope, la del huevo duro… Pero todos estos planes de alimentación son tremendamente aburridos y no aportan los nutrientes que tu cuerpo necesita. De esta forma, se vuelven peligrosos para la salud. 

Por ello, nosotros te recomendamos que apuestes por dietas saludables y equilibradas. Son estas las que te permitirán comer de todo sin aburrirte y te brindarán unos resultados duraderos.

4. Postergar la cena

Este es uno de los errores más habituales entre quienes buscan adelgazar siguiendo dietas, porque es muy fácil caer en él. Aun así, retrasar el momento de la cena no es lo mejor cuando quieres bajar de peso. 

Lo que debes hacer es mentalizarte. Recuerda que no vas a tener tiempo de quemar antes de acostarte todo aquello que consumas por la noche. Dicho de otro modo, cuanto más tarde cenes, más grasas acumularás en tu cuerpo y menor será el resultado que persigues.

Para esto, es importante contar con un buen apoyo. Los cambios en tu estilo de vida son mucho más sencillos cuando en tu familia están dispuestos a participar de ellos o a apoyarte.

5. Consumir todo lo que contenga la palabra «light»

Puedes tener la creencia de que los productos etiquetados con la palabra «light» van a contribuir de forma contundente a la pérdida de peso. Sin embargo, este etiquetado no siempre funciona tal y como deseas. Lo mismo ocurre con etiquetas similares como: «sin grasa», «sin azúcares»… ¿Por qué sucede esto? Porque entre los ingredientes a los que no prestas atención, se esconden aportes calóricos nada desdeñables en forma de carbohidratos.

Por este motivo, debes analizar minuciosamente cada uno de los ingredientes de los alimentos que compras. Especialmente antes de adquirir productos en cuyo marketing el etiquetado puede ocultar los valores nutricionales reales. De este modo, evitarás consumir calorías extra, lo que te ayudará a conseguir tu objetivo de bajar de peso.

Además de todo esto, tampoco puedes obviar que la clave del éxito para bajar de peso es marcarte un objetivo claro. No te impongas metas inalcanzables o que te cuesten un esfuerzo titánico. Plantéate la pérdida de peso como una serie de pequeños cambios que conseguirás con modificaciones sencillas de tu estilo de vida. El secreto es trabajar para cambiar un hábito y fijarlo. Si intentas cambiar más a la vez, probablemente no conseguirás ninguno y esto te llevará a una pérdida de autoestima.

Desde Mifarma by Atida Plus queremos dar un paso más y aconsejarte una forma saludable de incorporar los nuevos hábitos. Por ejemplo, comienza por beber 8 vasos de agua diarios durante 3 semanas. Una vez fijado este hábito, sustituye los carbohidratos de tus comidas principales por verduras frescas o al vapor. Continúa incluyendo tus nuevos hábitos uno a uno y verás como perder peso se vuelve algo mucho más sencillo. 

Conseguir pequeños objetivos para modificar tu estilo de vida te permitirá no caer en estos errores al intentar adelgazar. ¿Lo has probado ya? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Reme Navarro Escrivá

Farmacéutica y Nutricionista. Licenciada en Farmacia en la Universidad de Valencia en el año 2007, Licenciada en Nutrición en la misma universidad en el 2009. Dedicada al mundo de la salud y la farmacia desde hace mas de 15 años. Entre reunión y reunión en Mifarma escribo éste blog de los temas que considero interesantes para la salud y el cuidado personal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.