Consejos para controlar la diabetes en verano

diabetes en verano blogMantener unos buenas hábitos saludables en nuestra rutina nos ayudarán a prevenir y controlarla. La personas con diabetes temen que empeore el control de su enfermedad con la llegada del verano y las vacaciones, porque conlleva ciertos cambios en las rutinas y horarios; por la reducción de la actividad física; por dificultades para mantener una alimentación adecuada al comer fuera de casa; o por desajustes en la regulación y absorción de la insulina, motivados por el calor.

Desde la Federación Española de Diabetes (Fede) nos avisan de que las personas que sufren esta enfermedad deben intensificar y ser mucho más constantes en los cuidados y la protección de su piel durante el verano. Una de las razones es que su piel es mucho más sensible y también tarda más en cicatrizar cuando aparece alguna herida.

Los estudios afirman que más de un 30% de las personas que sufren diabetes, van a sufrir durante su vida una afección en la piel relacionada con la enfermedad. Durante los meses de calor las probabilidades de desarrollarlas crecen enormemente si no se toman las medidas de prevención oportunas.

Es fundamental mantener unos buenos niveles de glucosa en sangre para prevenir daños en la piel, y muy especialmente, en un pie de una persona diabética. Las consecuencias pueden ser muy graves. Esta es una de las razones por la que Mifarma hace especial hincapié en las medidas necesarias que debes tomar si eres diabético o si algún miembro de tu familia, a tu cargo, lo es.

Te queremos proporcionar algunos consejos para controlar la diabetes en verano:

Protégete del sol

Lo deberías hacer durante todo el año; pero deberías estar mucho más alerta durante los meses en los que el sol luce con más intensidad y durante más horas al día. Especialmente debes ser cuidadoso durante las horas centrales y no tomar el sol durante mucho tiempo seguido.

Y no olvides que la mayor seguridad de protección te la va a dar el uso de una crema solar, con un nivel de protección al menos de SPF30. Debes aplicarla en tu piel cada dos horas y después de cada baño; no te olvides de usar también gafas y sombreros. Estas medidas te ayudarán a evitar quemaduras, sequedad y el envejecimiento prematuro de la piel.

Cuida de tus pies

Lo conseguirás utilizando calzado adecuado y calcetines de materiales naturales, que eviten las temidas rozaduras y les proporcionen una buena transpiración; si no quieres sufrir picores y la aparición de grietas en tus pies, debes mantenerlos muy hidratados y evitar la humedad que provoca habitualmente el sudor y que es la culpable de muchas infecciones.

Un dato bastante preocupante es el que nos da la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, cuando afirma que al 60% de los pacientes diabéticos no se les ha hecho una exploración de sus pies en los últimos 2 años.

Para evitar que seas uno de las personas que engrosan esta lista, te aconsejamos que lleves a cabo autorevisiones habituales y que no tardes demasiado tiempo en acudir a un médico especializado para comprobar que todo va bien.

Mantén la piel limpia e hidratada

Existen muchos elementos que pueden dañar tu piel durante el verano además del sol. La arena, el agua con cloro de las piscinas o salada como la que te vas a encontrar en el mar, el sudor, … todos ellos van a tener un efecto deshidratante en tu piel.

Para asegurarte que controlas la situación y esto no te va a causar ningún daño, sería muy bueno que limpiases tu piel después de cada baño o de la práctica de deporte, con agua templada; después, hidrátala con una buena crema que contenga un pH que respete a tu piel.

Revisa la cantidad de azúcar en sangre

También es importante que conozcas tu cuerpo y sepas detectar cómo te sientes cuando este nivel de azúcar no es el correcto: sudoración, temblores, dolores de cabeza, cansancio, palidez, …

Alimentación e hidratación

Una de las recomendaciones clave con respecto a la alimentación es que la dieta se asemeje lo máximo posible a la que se tenga durante el resto del año, tanto en su composición como en las horas de comida.  El agua debe ser siempre la primera opción para mantenernos hidratados.

Desde Mifarma esperamos que estos consejos para controlar la diabetes en verano te ayuden a mantener tu salud en una muy buena forma y que puedas disfrutar de estos maravillosos meses.

Autor del post

Reme Navarro

Reme Navarro Escrivá

Farmacéutica y Nutricionista. Licenciada en Farmacia en la Universidad de Valencia en el año 2007, Licenciada en Nutrición en la misma universidad en el 2009. Dedicada al mundo de la salud y la farmacia desde hace mas de 15 años. Entre reunión y reunión en Mifarma escribo éste blog de los temas que considero interesantes para la salud y el cuidado personal.

← Entrada anterior Entrada siguiente →

Deja un comentario