Razones por las que deberías utilizar un gel íntimo

gel higiene intima ¿Conoces las principales razones por las que deberías usar un gel o jabón íntimo?; si no es así, nos encantaría explicarte las razones que lo hacen tan importante. El objetivo de Mifarma es que no descuides la higiene de esta zona tan íntima y delicada de tu cuerpo y evites situaciones desagradables de picores, molestias y mal olor. Se trata de una zona con una piel mucho más sensible que el resto; por lo que está expuesta a ser dañada y modificada por numerosos elementos: el sudor, los cambios hormonales, las bacterias, la orina, residuos de menstruación, semen, …

Principales causas por las que es necesario su uso

En nuestro día a día se puede alterar nuestra zona vaginal, entre otras cosas, por:

-Una deficiente y poco habitual higiene de la zona, que aumentaría de manera alarmante la presencia de gérmenes y bacterias, causantes de los principales casos de infección.

-El uso de leggings, pantalones de pitillo, tangas y otras prendas ajustadas impide que esta parte de tu cuerpo se ventile de manera adecuada.

-Las prendas de ropa fabricadas con material sintético también son perjudiciales, porque no permiten una correcta transpirabilidad. Otro de los problemas de estas prendas “lowcost” son los colorantes que se utilizan y que pueden llegar a ser muy perjudiciales después de un uso habitual.

-Los tampones y compresas que usas para taponar el sangrado de tu menstruación están compuestas por sustancias químicas que perjudican tu flora vaginal. Por lo que es aconsejable que los cambies cada cuatro horas, y en el caso de los tampones evitar el uso del mismo toda la noche.

-Otros hábitos como el uso de la piscina, una mala alimentación o el estrés también son factores que desequilibran la flora de esta zona.

Aunque utilices un buen jabón neutro, incluso comprado en una farmacia, para lavar tu cuerpo, es aconsejable que para las zonas íntimas, emplees un jabón o gel especialmente fabricados para ello; ya que uno neutro es un jabón jabonoso que puede alterar el PH y la flora vaginal, dejándonos más vulnerables ante las infecciones provocadas por microorganismos. Además, los geles íntimos hidratan y regeneran la piel.

¿Qué gel íntimo debes elegir?

El primer consejo es que un gel íntimo debe tener el mismo PH ácido que tiene la mucosa de la vagina. Sin embargo, en el caso de que puedas sufrir una infección bacteriana o candidiasis, es beneficioso utilizar un jabón con PH alcalino, ya que frena la proliferación de los gérmenes, que encuentran un ambiente ideal con el PH ácido.

Puedes usar un gel íntimo especialmente formulado para la higiene y el cuidado específico diario de las zonas vulvar y perineal, para conseguir una sensación de limpieza sin irritación ni molestias.

El Gel GinecanestenFresh contiene extracto de flor de loto y glicina conocidos por sus propiedades calmantes y suavizantes aportando sensación de bienestar y frescor, con ácido láctico, componente natural de la flora vaginal que ayuda a mantener el pH fisiológico de la zona íntima (5,2), respetando su equilibrio.

La fórmula se completa con Pantenol (provitamina B5) y lípidos que refuerzan la barrera protectora de la piel, a la vez que el Pantenol (provitamina B5) aporta un efecto hidratante adicional.

ginecanestefresh gel intimo

Es muy importante comprobar los ingredientes que componen el gel: no debe tener colorantes ni parabenos; será muy beneficioso que contuviese aloe vera, ácido láctico y arándano rojo.

Intenta que tu gel íntimo tenga un buen envase y con una fácil abertura.

Es aconsejable que el gel que elijas contenga agua termal para conseguir regenerar las células.

¿Cómo debes utilizar tu gel íntimo?

Mifarma también te recomienda GineCanescalm, un gel íntimo especialmente formulado para la higiene y cuidado específico de las zonas vulvar y perineal, que ayuda a calmar proporcionando una agradable sensación de frescor durante todo el día.

ginecanestem calm gel intimo

Contiene glicina, conocida por sus propiedades calmantes, y protege la piel y las mucosas. Posee PH básico (8,5) y ha demostrado, mediante estudios clínicos, que ayuda a calmar la zona íntima con tendencia a la irritación.

Debes usar el gel con agua templada o fría, ya que el agua caliente facilita la proliferación de bacterias y puede alterar el pH vaginal.

Emplea movimientos de delante hacia atrás y no al contrario, así evitaremos infecciones provocadas por bacterias fecales.

Evita el uso de esponjas, en su lugar lava la zona externa de la vulva, que es la que está más en contacto con el sudor, la orina y la menstruación, de un amanera suave y con la mano.

No debes utilizarlo junto a desodorantes, para que no pueda ocultar la presencia de una infección.

Utilízalo, antes y después de mantener relaciones sexuales, para lavar tu zona genital.

Autor del post

Reme Navarro

Reme Navarro Escrivá

Farmacéutica y Nutricionista. Licenciada en Farmacia en la Universidad de Valencia en el año 2007, Licenciada en Nutrición en la misma universidad en el 2009. Dedicada al mundo de la salud y la farmacia desde hace mas de 15 años. Entre reunión y reunión en Mifarma escribo éste blog de los temas que considero interesantes para la salud y el cuidado personal.

← Entrada anterior Entrada siguiente →

Deja un comentario