Cuadricula Lista

Ascendente

1-24 de 388

Cuadricula Lista

Ascendente

1-24 de 388

Productos bio y productos eco

Cada vez más personas apuestan por los productos ecológicos para su dieta, aunque la verdad es que este tipo de alimentos aún son grandes desconocidos para la mayoría de nosotros. Conocer la diferencia entre los productos bio y los productos eco es un primer paso para estar seguros de lo que realmente comemos.

¿Productos bio o eco?

¿Cuántas veces has visto en el supermercado alimentos con la etiqueta ‘bio’ o ‘eco’, y has dudado de si eran realmente lo mismo? Realmente, muchas personas relacionan estos conceptos con el producto de temporada o, por ejemplo, con comprar verduras de proximidad.

Un producto ecológico es el que se produce siguiendo la normativa establecida por la Unión Europea. Es decir, el que se produce y crece en la naturaleza, sin intervenciones artificiales. Esto significa no usar transgénicos, ni pesticidas o fertilizantes químicos. Estos productos se identifican con un sello de la UE, que reconoce que han pasado los controles adecuados para garantizar su origen.

En el caso de la ganadería ecológica, se consideran así los animales criados en zonas libres de contaminación, que no toman hormonas del crecimiento ni antibióticos.

Confusión de conceptos

En algunos países, se usan las palabras bio y orgánico como sinónimo de ecológico, pero esto no tiene por qué ser así en todos los casos. ¿Cómo saber si realmente tienen la misma consideración? Descubrir si en verdad hablamos de lo mismo pasa por fijarnos en si llevan el correspondiente sello de la UE.

De todos modos, el uso más habitual de estos conceptos se asocia con matices diferentes a lo que es ecológico. Así, se entiende por bio el alimento que no ha sido modificado genéticamente. De todos modos, llegados a este punto hay que tener en cuenta que no todos los productos no transgénicos tienen por qué ser ecológicos.

Un paso más allá lo representa el concepto de ‘orgánico’. Es decir, un producto que no ha sido tratado con pesticidas y fertilizantes químicos. Esto no implica que no podamos referirnos a semillas transgénicas.

En otras palabras, podemos decir que los productos bio u orgánicos no tienen por qué cumplir con los requisitos básicos para ser considerados ecológicos. Por eso, es muy importante que nos fijemos en el sello que llevan en su envase, y que garantiza que han pasado por los procesos de certificación correspondientes para asegurar su origen.

En España, podemos diferenciar los productos ecológicos de los bio y los orgánicos fijándonos en si llevan el sello de agricultura que otorga cada comunidad autónoma. De todos modos, debemos tener en cuenta que podemos encontrar a la venta productos alemanes y franceses con las certificaciones ‘bio’ o ‘agricultura biológica’.

Producto añadido al carrito con éxito